Artículos

¿Cuando se muere?

Ha sido tan sabia la Suprema Causa, que nada ha dejado á la causalidad. Es ella tan buena, que guia á las divinas chispas que forman las mónadas humanas por la eterna via de sua felicidad y perfeccionamiento, á través de la muerte como de la vida, porque todo es Vida.

¿CUANDO SE MUERE?

 

Mario Roso de Luna

 

 

Os voy á hablar de muy extrañas cosas. No me leáis, si todavia estáis á bien con la rutina.

 

Entre los adjetivos que el progreso cientifico ha de borrar muy pronto, figura el de malogrados, para cuantos fallecen en temprana edad.

 

No blasfeméis. Por evento natural ó por mano airada, ajena ó propria, se muere siempre cuando se debe morir. Ni un momento antes ni un momento después.

 

Es notoria presunción en el humúnculus sublunar el querer q’al fin es parte integradora de las armonias del Universo, á leyes sujetas.

 

Es ignorancia erasa la de ofender á la omniscencia de la Causa Primera el suponerla capaz de ese cierto favoritismo que entrañarian las llamadas, ora anticipadas, ora tardias ao inmenso mundo de los muertos, com ruegos ó sin ellos.

 

El que nos sepamos todavia cuándo y por qué se muere, ¿autoriza acaso para cortarnos el paso de una libre investigación cientifica, siquiera respetuosa para los cultos y prejuicios más diversos?

 

No. El non plus ultra, el lasciate ogni speranza no deben regir más que momentáneamente para la Ciencia. Si hubieran creido en él los Colón, los Kepler y los Newton, los Livingstone y los Willian Crookes, medrados estariamos.

 

Ha sido tan sabia la Suprema Causa, que nada ha dejado á la causalidad. Es ella tan buena, que guia á las divinas chispas que forman las mónadas humanas por la eterna via de sua felicidad y perfeccionamiento, á través de la muerte como de la vida, porque todo es Vida.

 

La ley cósmica mayor que conocemos no es la newtoniana de la gravitación, ni ninguna de las de la Fisica, la Quimica ó la Historia. Es otra harto más excelsa: la armonia del gran todo y de las integraciones de sus múltiples partes. Ya el incomprendido Pitágoras, superior al mismo Platón el divino, lo dijo al ponderarnos la música de las esferas; ya lo ratificó el Profeta-Rey, al admirarse de que los ciclos canten las glorias del Señor.

 

Si. Digámoslo de una vez: hay algo asi como una Astronomia, una Mecánica y una Quimica psiquicas.

 

Las atracciones y repulsiones de los espiritus, su asociación e desintegración proteica continúa, inconcebible, no escapan ya á la penetrante mirada de la critica psicológica.

 

Ese mismo armonismo es causa por si sólo, de la vida y de la muerte. El hombre, como el animal, como la planta, se desarrolla y progresa en un medio ambiente, que siempre cambia, pues que progresa también. Frente á tales cambios, se modifica, se adapta y evoluciona, ó irremisiblemente muere.

 

La ballesta es dócil á la flexión hasta que estalla; el árbol tolera las temperaturas extremas, hasta que muere. El hombre sufre al medio ambiente psico-social y éste le aguanta á él, hasta un determinado momento, en que el divorcio es fatal y la muerte inevitable, de no cambiar uno, otro ó los dos, en una nueva fórmula matemática de adaptación.

 

Yo veo, en las edades del hombre, desde el momento en que su presente ó futuro ser se cifra en un espermatozoide y un óvulo, un raconto, de tolos los seres de la Tierra, y semejante idea no debió ser ajena á la concepción del evolucionismo fisico de Darwin, parte inperfecta de outro más integral y mejor evolucionismo.

 

Es entonces lo que del hombre vemos una célula, que cual todos, se segmenta; es luego un vegetal infimo que más tarde fija sus raices en la placenta, tras movimientos amiboideos muy extraños y múltiples; es, en fin, cuando nace, un ser inferior que recuerda en sus edades sucesivas á todos los hombres y pueblos de la prehistoria.

 

Hasta los treinta y tres ó treinta y cinco años, la psiquis del hombre no está completa. Es la edad de la plena pubertad transcendente. Por eso también se llama edad de Cristo.

La observación minuciosísima de los malogrados acusa en tales años un escollo enorme para la vida. Todos aquellos hombres geniales que traen misión elevada, pero que por cualquier concepto no afinan consigo mismos con su misión, con su ambiente, caen. No importa cómo, pero mueren.

 

Hacia tal periodo cayeron, asi recordados de un momento y en nuestro pais, Larra, Espronceda, Balmes, Gabriel y Galán, cien otros, muertos inopinadamente. La generalización de la estadistica os convenceria.

 

Diriase q’ quien al tocar á esta edad sabe algo de ese gran misterio de la vida, pero no llega á saber todo lo esencial de aquél su momento, caminando, ya por la via escéptica, ya por la religiosa, ya por la cientifica, ya por la artistica – que todos los camiños van á Roma – es inmolado sin remedio.

 

El cuerpo humano, simple vestidura, mera máscara derivada del personne latino, se deja un dia cual todos los trajes inservibles.

 

La naturaleza desecha asi lo inútil y el hombre asi progresa en muchos hiperfisicos que las religiones han tratado bien todas, pero con una lamentable vaguedad que deja libre hueco á las investigaciones de la moderna Filosofia.

 

Y no me llaméis ortodoxo ni heterodoxo. Es donosa trivialidad introducir tales distingos en una Ciencia respetuosa con todo, pero leal y segura de si misma.

 

Ella tiene que ver, como en jurisdicción propria, en esos hoy tremebundos problemas de la telepatia, las premoniciones de muerte, los seres tutelares, custodios, lares, penates, ó lo que sean las finalidades y las óbitas psiquicas que Carlyle diria... 

Pensamientos

"La verdadera fuerza no es la del mar en furia, que destruye todo, y si, de las rocas impasibles que resisten todo." - Prof. Henrique José de Souza 
"La adquisición de la verdad es el más elevado de los ideales humanos." Prof. Henrique José de Souza 
"Me encuentro delante de un altar. Encima está el Supremo Arquitecto. Abajo la humanidad. Para adorar al primero es necesario servir a la segunda." Prof. henrique José de Souza
"El ritmo es el orden y solamente por el orden todo se puede alcanzar." - Prof. Henrique José de Souza 
"La evolución humana jamás se haría si el verbo se manifestase profiriendo siempre las mismas palabras." Prof. Henrique José de Souza
"En los números, en los sonidos y en los colores están contenidos todos los mistérios de la manifestación." - Prof. Henrique José de Souza
"La humanidad es infeliz por haber hecho del trabajo un sacrifício y del amor un pecado." - Prof. Henrique José de Souza
"La malicia es la creadora de la censura." - Prof. Henrique José de Souza 
"La verdad no sería reconocida si no existiese la mentira, ni el amor sin la manifestación del ódio." - Prof. Henrique José de Souza 
"Un verdadero iniciado en los grandes mistérios de la vida no interpreta las cosas através de las letras que matan, y si, del espíritu que vivifica." - Prof. Henrique José de Souza
"No se es el primero, tampoco el último." Prof. Henrique José de Souza 
"La peor de las rutinas es la rutina de la inteligencia." Prof. Henrique José de Souza
"Muchas leyes de la naturaleza son tan simples que la mayoria de las criaturas no le dan la minima atención." - Prof. Henrique José de Souza  
"No se enseña o se inicia a alguien comenzando por el fin, y si como su nombre lo dice por el comienzo." - Prof. Henrique José de Souza
"Nuestro intento es justamente hacer luz sobre todo lo que el pueblo desconoce." Prof. henrique José de Souza
"El hombre trae en sí mismo el dínamo generador de sus dolores y alegrias: la mente." Prof. Henrique José de Souza
"La mejor manera de comportarse en la vida no es preocupándose con el bien o con el mal, sino con el deber, pues aquel que permanece en este no tiene tiempo para ambas cosas." - Prof. Henrique José de Souza
"Grande es aquel que desea instruirse, sin embargo, mucho mayor es el que ofrece sus conociemintos a los demás." - Prof. Henrique José de Souza 
"Quien sepa colocar su inteligência al lado del corazón, alcanzará en la tierra las mayores alturas." Prof. Henrique José de Souza 
"Vivir no es nada. Saber vivir lo es todo." Prof. Henrique José de Souza
"El amor verdadero jamás se cansa de propagar el bien donde se haga necesario." - Prof. Henrique José de Souza 
"Un verdadero hombre es aquel que no queda fijado con las mismas ideas." - Prof. Henrique José de Souza 
"Toda profesión es sacerdócio o comercio, según sea ejercida por el altruísmo o por el egoísmo" Prof. Henrique José de Souza  
"El bien y el mal no están en nuestros actos y si en nuestros pensamientos." Prof. Henrique José de Souza
"Voluntad, Inteligencia y Amor. Para Eubiose, la armonía de estos tres princípios es la base de la evolución." Prof. Henrique José de Souza
"La crítica cuando despojada de sus aspectos negativos, se convierte en la más poderosa tribuna del perfeccionamiento." - Prof. Henrique José de Souza

Calendario

Donde Estamos

El curso por correspondencia es ofrecido en portugués y puede ser enviado a cualquier país, Para suscribirse vea más informaciones sobre el contenido y la forma de asociarse.

Vea mas

¿Cómo participar?

Escuela – Teatro – Templo. Este trinomio representa, en toda su síntesis, la didáctica y el proceso de iniciación eubiótica. Aprender Eubiose es conocer, vivir y vivificar .

Continúa